¿SEGUIRÁ EL TERROR?

¿SEGUIRÁ EL TERROR?

 

¿SEGUIRÁ EL TERROR?

Realizada la elección del 6-D con el resultado que todos conocemos, lo menos que podemos hacer es compartir y hacer comentarios sobre tan significativo evento. Imposible pasar por debajo de la mesa, decir que después de clavo pasao no vale santa Lucía, que eso se veía venir, golpes de pecho o que la misma oposición en medio de la borrachera diga ahora que esperaba ese resultado. De manera que bien bueno el análisis y reflexiones, necesarias y obligatorias, antes y después, sobre todo cuando se trata del hecho político. Más cuando en los últimos años hemos sido partícipe de un intenso debate en el cual están sobre la mesa propuestas y modelos de gobiernos y de país.
Manifestación-violenta de la oposición fascista en Venezuela      Así, es pertinente preguntarse: ¿por qué y por quién votaron los venezolanos? ¿Votaron por los candidatos y sus propuestas? Si sacamos a relucir el llamado voto castigo o el pase de factura, preguntamos: ¿A quién se castigó?, ¿A quién se le pasó factura? Podemos hacer referencia a un elemento que ha pesado más en los últimos años, como es la guerra económica, reforzada con campañas mediáticas con propósitos desequilibrantes de la personalidad al punto de generar temor, miedo, odio, rechazo, etc.

¿SEGUIRÁ EL TERROR?

      Lo anterior nos conduce a afirmar que nuestro país, Venezuela, ha sido convertido por las agencias imperialistas en laboratorio político, y lo ocurrido el 6-D, seguramente se convierte en el resultado más exitoso para sus propósitos de alcanzar el poder, si es que pueden y el pueblo venezolano se lo permite. También es cierto que la oposición venezolana, a pesar de la asesoría que le prestan desde el exterior, sigue demostrando un alto nivel de torpeza. No ha podido ocultar su dependencia y atadura a los planes y recetas que acogen con beneplácito para justificar su financiamiento. Apenas conocen el resultado de la elección del Poder Legislativo nacional, como esta del 6-D, sabiéndose ganadores con amplio margen, no ocultan su desesperación por el poder y arremeten contra todo lo que les huela a chavismo.

Bien lejos están de la humildad del vencedor. Ni por asomo se atreven a reconocer el trabajo realizado por el CNE, como árbitro garante del proceso. Nada le podemos pedir para el Plan República. ¡Qué diferencia tan abismal hay en el comportamiento de esta oposición cuando gana y cuando pierde!
Ya ustedes saben que ganando o perdiendo son lo mismo y les da por cometer locuras. No olvidar aquel 11 y 12 de abril de 2002. No olvidar el Paro 2002. Menos las guarimbas y asesinatos instigados por Capriles y López a pocos minutos del triunfo del Presidente Maduro en 2013. Y calienticas están las amenazas del adeco hablachento R. Allup y las travesuras del alcalde de Maturín.
Todo lo visto indica que seguirán con sus planes de terror. Los laboratorios para el desequilibrio social seguirán tratando de acabar con la Revolución Bolivariana. Ya veremos de qué está hecho este pueblo y de que tamaño es su conciencia, coraje, dignidad y amor propio. Lo veremos.

 

Por: Juan Azocar

Comenta desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *