Red de Intelectuales rechaza extensión de Decreto contra Venezuela

Intelectuales-y-artistas-rechazaron-decreto-de-Obama-

      Grupos de intelectuales, artistas y cultores, junto al ministro Red de Intelectuales y Artistas de Venezuela rechazan extensión del decreto de Obamadel Poder Popular para la Cultura, Freddy Ñáñez, se congregaron para repudiar la extensión al decreto que el presidente estadounidense, Barack Obama, dictó contra Venezuela. Mediante un comunicado donde rechazaron el hecho, Carmen Bohórquez, coordinadora de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad (RIDH)  dijo que la resolución es una acción hábil y engañosa que busca sentenciar a los que no siguen las órdenes del gobierno del norte.

     Mientras tanto, el Ministro de Cultura, resaltó la importancia que requiere dar respuesta a este documento que a su juicio está hecho con las balas y bombas, que los Estados Unidos utilizan para amedrentar a quienes considera sus rivales.

Red de Intelectuales rechaza extensión de Decreto contra Venezuela

Red de Intelectuales y Artistas de Venezuela rechazan decreto de Obama

A continuación el texto completo del comunicado de la Red de Intelectuales de Venezuela:

¿Quién es la amenaza?

 

    Nosotras y nosotros, intelectuales, artistas, cultores y cultoras, poetas de Venezuela y del mundo, cultivadores de la verdad, de la belleza y de la esperanza alzamos hoy nuestra voz de rechazo y nuestro sentimiento de profunda indignidad ante la grosera actuación de los Estados Unidos de Norteamérica, en la persona de su presidente Barack Obama, de prorrogar este 5 de marzo lo que ya era un ignominioso decreto ejecutivo por el cual, un año atrás, se declaró a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad nacional de la nación más poderosa del planeta.

Intelectuales-y-artistas-rechazaron-decreto-de-Obama-    De no conocer las aviesas intenciones que se ocultan detrás del mismo, el decreto movería a risa pues ¿cómo podría un país sin gran poderío militar y militante empedernido de la paz, del respeto al otro, de la soberanía de los pueblos y de su derecho a dirigir su propio destino, representar amenaza alguna para quien se vanagloria de tener más de 1500 bases militares y el mayor ejército que jamás haya existido desplegado por el planeta entero?

    A decir verdad, tal decreto ejecutivo no es más que otra de las estratagemas de las que se vale el imperio para ir señalando y condenando a los que se atreven a salirse del “camino correcto” y buscan actuar por sus propios medios en temas tales como derechos humanos, democracia, libertad, solidaridad, justicia y paz; en lugar de promover la interpretación neoliberal de estos conceptos y adoptar políticas sociales y económicas que beneficien sus intereses empresariales, el comercio libre y los mercados abiertos por encima de los derechos de las personas a una vida digna y en paz. De “Estados parias” o “Estados fallidos” nos han subido a la categoría de “amenaza inusual y extraordinaria”, y esto debe llamarnos a profunda reflexión y concienzuda preparación. No se trata de un mero juego de palabras sino de fría y calculada intervención cuando menos la esperemos.

    Por esta razón, nosotros y nosotras, militantes de la palabra y de la creación, no podemos menos que denunciar ante los pueblos del mundo esta nueva arremetida imperial contra una nación que sólo se reclama hija del gran Libertador Simón Bolívar y por tanto portadora de la paz y de la justicia social. Seguramente no seremos la única amenaza declarada como inusual y extraordinaria; otros pueblos del mundo ni siquiera fueron advertidos sino directamente masacrados, y todo ello, repetimos, en función de los intereses de poder y dominio planetario que alienta a los Estados Unidos.

    En nombre, pues, de la dignidad de los pueblos, de la esperanza por un mundo mejor y por el bien común de la humanidad hacemos un llamado a la unión de todas las fuerzas que hoy luchan por la justicia y la paz, para que juntando nuestras gargantas dejemos oír de forma contundente nuestra voz de rechazo y nuestra firme exigencia de derogación de tan infamante decreto que atenta no sólo contra Venezuela sino contra la paz en Nuestra América.

    Si alguien es una amenaza para todos los pueblos del mundo e incluso para sí mismo, ese no es otro que los Estados Unidos de Norteamérica que hoy parecen destinados por la Providencia a plagar el mundo de miseria a nombre de la libertad.

    Caracas, 9 de marzo de 2016.

Comenta desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *