Por Ecuador: Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas

Por Ecuador: Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas

Terremoto en Ecuador

    Son duros los momentos que vive hoy el pueblo hermano de Ecuador, nos unen lazos que van mucho más allá del momento histórico-político actual. Las luchas independentistas, la especial y decisoria participación de nuestro Libertador Simón Bolívar y nuestro Gran Mariscal de Ayacucho Antonio Jose de Sucre, suman elementos de peso a la cercanía geográfica y las similares necesidades y situaciones de nuestros pueblos pero, dado el caso de un terremoto como el que en mala hora (aunque nunca es buena para tal hecho), removió, destruyó carreteras, estructuras, líneas eléctricas, acueductos y que hasta ahora ha resultado en la muerte de alrededor de 500 personas, muchos de ellos descansando en casa, en estos momentos bien que tengamos  o no lazos políticos, territoriales, económicos, estratégicos de cualquier manera, tenemos un lazo más importante como lo es el lazo humano, es lo que nos obliga a tocarnos el corazón cuando algo así ocurre y no solo decir “pobrecitos”. Si el Che Guevara criticaba la solidaridad de otros tiempos con Vietnam,reducida esta a manifiestos y apoyo moral, comparándolo con la costumbre en el coliseo romano de colocar el pulgar arriba para pedir la vida de aquel que en la arena dependía de este “apoyo”, imaginen que quedará si, ante semejante hecho natural, nos limitamos a colocar el pulgar arriba para el pueblo ecuatoriano o peor aún (y a ello viene el artículo), criticamos a quien ayuda de manera directa al pueblo ecuatoriano porque “les están mandando comida y yo tengo que hacer cola para conseguirla”.

Por Ecuador: Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas

Por Ecuador: Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas

     Los cantores de nuestros pueblos, juglares, trovadores, en su sabiduría suelen adelantarse a los hechos históricos o prevenir de los males que siempre condenan a nuestros pueblos, uno de los más pesados y determinantes, el egoismo. Eduardo Galeano lo advertía en “Las Venas Abiertas de América Latina”, un gran plan nos limitaba a nuestro “rol” en la región y no teníamos derecho ni nos convenía ocuparnos de los problemas del vecino, independientemente de la magnitud de los mismos o la tragedia que representaran para sus pueblos. Es así como la frase de Silvio Rodríguez en su “Cita con Ángeles”: “Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas”, renace como renacen algunos textos y frases cuando la historia los llama, ante la actitud extremadamente egoísta y baja de un sector en  Venezuela que, ganados por el odio político, parecen percibir incluso en las víctimas del terremoto en Ecuador el olor a comunismo que quizás nunca han olido en realidad pero les genera tamaño rechazo inducido por los medios.
Por Ecuador: Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas
Imágenes de Terremoto en Ecuador imágenes    ¿Qué esperan estos venezolanos de nuestro gobierno? El presidente Nicolás Maduro de inmediato ordenó el envío de ayuda a Ecuador en la medida de nuestras posibilidades por varias razones, obviamente sigue el ejemplo del comandante Hugo Chávez, quien no dudaba en ayudar a un pueblo hermano en desgracia porque entendía el valor de la solidaridad real, esa que los pueblos también entienden y que no depende de compromisos acordados en oficinas, pero también lo hace porque el presidente Nicolás Maduro, igual que la mayoría de venezolanos, tiene un sentido humano que le lleva a tocarse el corazón ante ese hecho. ¿O esperaban que nuestro gobierno se comportase como algunos gobiernos europeos que dejan a 4000 niños sirios a las afueras de la ciudad, durmiendo en carpas (cuando tienen una)? Con el agravante de que en Siria los terroristas fueron entrenados y financiados por EEUU/Europa.
 

       ¿Se entiende que la necesidad de Ecuador en este momento está mucho más allá de la molestia de pasar un rato en una cola para comprar un producto? ¿O de verdad la humanidad de esos venezolanos llegó al nivel de respirar, hablar y odiar como un proceso diario que nunca implica sentirse humanos?

      Por favor, escuchemos y sintamos todos a Silvio Rodríguez:

“Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas”.

Por: Johel Franceschi

Comenta desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *